Desarrollo Sostenible Planeta Tierra

La mejora constante de la protección medioambiental no sólo supone un compromiso para el Grupo La Paloma sino una necesidad que obliga a una búsqueda continua de nuevos sistemas de organización, de nuevos procesos, de nuevas tecnologías aplicadas con el fin de obtener el máximo nivel de responsabilidad social.

Ideas Naturales.

En consecuencia, contribuye al desarrollo sostenible evitando la utilización de productos contaminantes en la producción y ejerciendo un férreo control de las emisiones y vertidos de sus fábricas. La arcilla es un elemento que tradicionalmente ha contribuido al desarrollo sostenible de nuestro planeta Tierra.

Política medioambiental.

Un compromiso de liderazgo basado en el respeto.
Nuestros proveedores deben cumplir con la legislación vigente en materia de medio ambiente, estar informados y respetar la política medioambiental de nuestra compañía. Proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludable y garantizar que el personal se encuentre debidamente formado y que cuente con el equipamiento adecuado de seguridad y emergencia. Conservar los recursos naturales mediante la reutilización y el reciclaje de materiales, mediante la adquisición de materiales reciclados y mediante la utilización de embalajes reciclables y otros materiales también reciclables. Utilizar procesos de desarrollo y fabricación que no afecten negativamente al medio ambiente, incluyendo operaciones y tecnología de desarrollo y mejora, que minimicen los residuos, eviten la contaminación del aire, del agua y de cualquier otro tipo, reduzcan al mínimo los riesgos para la salud y la seguridad y desechen los residuos de manera segura y responsable. Participar en iniciativas para mejorar la protección del medio ambiente y el entendimiento de los temas medioambientales, y compartir la tecnología, el conocimiento y los métodos adecuados en materia de prevención de la contaminación. Llevar a cabo auditorías y auto-evaluaciones rigurosas del cumplimiento de esta política por parte de La Paloma, medir los progresos de ejecución en materia medioambiental e informar periódicamente a la Dirección.